Palacio de Hampton Court, Londres  

Posted by Ana in ,

Cuenta la leyenda que un día, mientras Enrique VIII asistía a misa en el palacio de Hampton Court, su quinta esposa, Catherine Howard, logró escapar de sus aposentos, donde había sido encerrada hasta que el rey, quien la acusaba de adulterio, decidiera su destino. La joven llegó a la carrera hasta la puerta de la capilla; pero no tuvo oportunidad de pedir clemencia al monarca.

Los guardias la detuvieron y la arrastraron de vuelta a sus dependencias mientras imploraba a gritos el perdón de su marido.
Fue decapitada el 13 de febrero de 1542 y reemplazada en el lecho de Enrique VIII por Catalina Parr. Sin embargo, para muchos, Catherine Howard nunca abandonó Hampton Court.

Desde que en 1870 la reina Victoria abrió el palacio al público, el pasillo por el que fue arrastrada la joven ha sido escenario de fenómenos extraños, hasta tal punto que es conocido como la Galería Encantada. Ya a principios del siglo XX, el pasaje "había sido asociado a experiencias inusuales que incluían visiones de 'una mujer vestida de blanco' y alaridos inexplicables", indican Richard Wiseman, de la Universidad de Hertfordshire, quien fue contratado junto a su equipo de especialistas para realizar una investigación sobre estos hechos.
Los investigadores llevaron a cientos de voluntarios a los alrededores de lo que serían los dos lugares más "embrujados" del Reino Unido: el Palacio de Hampton Court y las cámaras del puente sur de Edimburgo, en Escocia.
El doctor Richard Wiseman y sus colegas de la Universidad de Hertfordshire dicen que el trabajo mostró algunos datos muy interesantes que sugieren porqué tantas personas se asustan en el mismo edificio, pero que no prueban de que los fantasmas realmente existan.
Los investigadores interpretan la evidencia de que los fantasmas son un fenómeno real porque están concentrados en lugares específicos en el tiempo. Se conoce de casos de gente de diferentes culturas que reportan experiencias similares con cientos de años de diferencia.
Pero, ¿son reales los fantasmas o no?, es la pregunta que muchos nos hacemos. Y el Dr. Wiseman asegura, paradójicamente, que las sensaciones fantasmagóricas existen, pero no los fantasmas. "La gente tiene experiencias consistentes en ciertos lugares, pero creo que esto sucede por factores visuales y probablemente otros factores del medio ambiente", ha dicho.


Hampton Court es una de las atracciones turísticas más importantes de Reino Unido. Mucha gente aseguró haberse topado con fantasmas, escuchar gemidos, gritos, percibir cambios de temperatura, pero nunca se ha comprobado nada oficialmente, posiblemente esta reciente filmación, sea una prueba contundente de la existencia de un fenómeno paranormal, talvez tampoco podamos asegurar que estamos ante la presencia de Catherine Howard o del mismo Henry VIII, aun queda mucho por investigar, pero mientras tanto el misticismo que envuelve este lugar es suficiente para hablar de Fantasmas.

This entry was posted on 3 feb. 2008 at 10:59 and is filed under , . You can follow any responses to this entry through the comments feed .

7 comentarios

Que pena no haberte descubierto antes, me encnta tu blog, prometo leerlo asiduamente

4 de febrero de 2008, 13:02

Yo no se si existen o no los fantasmas pero "cuando el río suena agua lleva" algo debe haber para que a lo largo de la historia sigan las leyendas ¿no?
Me encanta este blog tuyo, me tienes enganchada.
Hasta mañana cielo.

4 de febrero de 2008, 13:15

Qué fantástica historia. Tomo nota para algún viaje que caiga por el Reino Unido.

5 de febrero de 2008, 2:49

Es curioso las historias que hay de Inglaterra. Siempre con sus castillos y sus reinas, ya tenía ganas de vivitar Inglaterra pero ahora tengo muchiiiisimas más. Me voy anotar el nombre de este castillo, jijijiiji.

Biquiños.

5 de febrero de 2008, 11:04

A mí me encantaría ir a Inglaterra y Irlanda...

6 de febrero de 2008, 10:03

Ana, vine por aquí porque ya tengo mono de tus historias, así que espero no tardes mucho en colgar otra.
Felicidades por esos 30 estupendos días...
Sigue así, campeona.
Besos

6 de febrero de 2008, 11:06

Me gustan tus historias, Ana! Acabo de descubrir este blog y no tenia ni idea de lo de Hampton Court. Cuando estuve alli no vi nada raro, pero seguro que de haber sabido antes esta leyenda, me habria fijado mejor. A mi me parecio un castillo muy bonito.

Besos

6 de febrero de 2008, 12:41

Publicar un comentario en la entrada