La Guajona  

Posted by Ana in ,

A muchas madres les preocupa... a veces... el color pálido de sus hijos... y... lo achacan a que no comen bien... a que algo les ha sentado mal... o... incluso a que han contraído una enfermedad desconocida. En Cantabria hay otra razón para explicar estas anomalías en la salud de los niños...:-) ... La Guajona...

La Guajona, que en otros tiempos recibió el nombre de Lumia, es una vieja delgadísima y siniestra... tapada de la cabeza a los pies con un manto negro... Lo único que se le ve son las manos... renegridas y sarmentosas, los pies... que en realidad son patas de pájaro... y la cara, una cara amarilla, rugosa, consumida... sembrada de pelos y verrugas... con ojos diminutos y brillantes como estrellas... nariz aguileña y una boca de labios delgados y descoloridos en la que se ve un único diente, negro y enorme como un puñal... pues le llega hasta por debajo de la barbilla...


La Guajona no vive de día y nadie sabe dónde se mete a la luz del sol... aunque se cree que bajo tierra... Por la noche sale y pasa como una sombra confundiéndose entre estas... Entra en las casas sin hacer ruido... se acerca a los niños y jóvenes sanos cuando están durmiendo y les clava su diente largo y afilado en una vena... para de esta manera beberles la sangre y dejarlos descoloridos y débiles... Es, por tanto... la mujer vampiro de Cantabria.
A pesar de su crueldad, hay que decir que sus ataques no son mortales y que esta especie de Drácula de la Montaña no mata a sus víctimas

This entry was posted on 10 mar. 2008 at 12:09 and is filed under , . You can follow any responses to this entry through the comments feed .

10 comentarios

Vaya con la vampira, si te la encuentras en una esquina andará mal para chupar la sangre, porque del susto que da se tiene que quedar la sangre helada...
Besitos.

12 de marzo de 2008, 14:50

Hola, Ana...tanto tiempo...
Esta vez solo para saludarte y contarte que he recibido un nuevo premio y quiero comjpartirlo contigo. Cuando puedas pasa por mi blog, b�scate entre mis nominados y retira tu premio muy merecido.

Te pido me des tu direcci�n de blog para agregarlo a mis preferidos y recomendados pues la direcci�n que figura me dicen no pueden abrirlo.

un abrazo

12 de marzo de 2008, 15:23

Vaya tela con la abuelita, esta historia no me la sabia. Como siempre, es muy interesante.
Muchas gracias por contarnos todas histotias de nuestras tierras.
Un beso wapa.

14 de marzo de 2008, 2:20

me gustó esta historia, gracias por presentármela...

14 de marzo de 2008, 3:42

JOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOPE...
VAYA CON LA CULTURA POPULAR CÁNTABRA...
Qué miedo bonita...
Aunque a mi de peque me asustaban con algo parecido "La Pantusa". Que era un fantasma que venia desde la dispensa de mi abuela para comerse a los niños que no querian comer... :-S
Pa más trauma infantil, un primo mio, altisimo, que con 15 años ya media 1,90, se ponia una sabana vieja que le cubría entero y a la que habían hecho 2 agujeros pa los ojos...
Qué cosas madre...

14 de marzo de 2008, 15:14

carai pa la señora!!! se las tre e... estas madres como son, jeje. www.asbeirasdoarnego.blogspot.com

15 de marzo de 2008, 5:37

Ana, te dejé un regalito en mi blog, cuando andes por allí, tómalo, besitos y nos vemos!!!!!!

15 de marzo de 2008, 14:01

Ostras con la vampira y la cultura popular.Besos
anamorgana

17 de marzo de 2008, 6:52

Ainda que ande enleada coas miñas cousas non te deixo de seguir. Bicos

17 de marzo de 2008, 15:59
Anónimo  

esto es real o es mito?

4 de diciembre de 2012, 16:03

Publicar un comentario